140925 Telefonica

ARN digital. Análisis y reflexión de la noticia.

  • facebook
  • google+
  • linkedin
  • rss

lupa

Sábado 22/11/2014. Actualizado 00:52h.

cultura/sociedad

MIÉRCOLES, 30 DE OCTUBRE DE 2013

Esopo se pone de moda


Juan Ángel Juristo / Madrid
Los clásicos deberían traducirse con cada nueva generación. Es el único modo de hacerlos nuestros, de actualizarlos actualizando su lenguaje. Mondadori, en su espléndida colección de Grandes Clásicos, una colección a la que debemos una traducción nueva de ‘Las afinidades electivas’, de Goethe, la edición de una novela del desconocido entre nosotros Tobías Smollett, de una nueva edición del ‘Viaje sentimental’, de Sterne, entre otras lindezas, publica ahora las ‘Fábulas Completas’, de Esopo, el primer fabulador de Occidente, en una nueva traducción de Júlia Sabaté Font y con ilustraciones, bellas y con tendencia al expresionismo, de Pep Montserrat. Una edición imprescindible.
Entre otras cosas porque sigue la edición ‘Aesopica’ de B.E. Berry, publicada por University of Illinois Press, Urbana and Chicago, que es la versión canónica moderna de donde parten las nuevas ediciones de las fábulas del escritor griego. Parece que Esopo vuelve a ponerse de moda y lo cierto es que nunca dejó de estarlo, ya que podemos rastrear su influencia en la Roma Clásica con la recopilación del poeta helenizado Babrio, estamos en el siglo I después de Cristo, en Plena Pax Romana, luego, con los girgos del siglo II, la del Pseudos Dositeo, la del Pseudos Áftonio y Pseudos Syntipas, maravillosa época alejandrina donde todos los recopiladores son conocidos con el sobrenombre de “Falsos”, más tarde con los bizantinos, con los del Códice Laurentianus, por no hablar de Pandri, el hindú, el Rumi, el gran escritor musulmán, Fedro, el gran inspirador de las fábulas del siglo XVII, desde luego las de Jean de la Fontaine, la de Charles Perrault y, por supuesto, nuestro Félix María de Samaniego.

La edición, por tanto, parte de la primera recopilación, la Augustuana, a la que se han añadido algunas más de la época clásica, por lo que bien puede decirse que es una edición que se ha atenido al legado griego, a las fábulas escritas y transmitidas en ese idioma. Ersnt Jünger, que frecuentó a los animales, escarabajos sobre todo aunque en su juventud estudió en Nápoles ciertas características de la reproducción de los calamares, supo siempre que el hombre moderno había perdido contacto con el significado de cada animal y que ese contacto no volvería a producirse jamás porque era una ligazón olvidada de la que solamente nos quedan trazos, cabos sueltos.

Jünger se fijó especialmente en los egipcios como maestros en ese diálogo secreto entre los hombres y los animales, esos mismos egipcios que para Herodoto eran los padres de la sabiduría griega. Esopo, cuyo lenguaje directo fue despreciado por Hegel, quién veía en él el lenguaje directo de los sumisos, de los esclavos, y, por ende, irremediablemente prosaico, es, curiosamente, un escritor que hoy día resulta muy moderno, y no sólo por mor de ese lenguaje sino porque, de nuevo, ese diálogo que nunca terminó entre hombres y animales ha vuelto a ponerse de moda, por motivos que tiene que ver con la degradación del medio ambiente, con la desaparición de especies enteras cada día, es decir, con la introducción de llamadas apocalípticas que poco o nada tiene que ver con el sentido auroral que trazan estas fábulas.

La abundancia del mundo cantado por Esopo se da, así, la mano con el mundo crepuscular de hoy día donde la necesidad del diálogo con los animales es una necesidad de diálogo casi con los muertos vivientes. No hay más que visitar un parque nacional africano para darse cuenta de que el diálogo está ya irremediablemente roto. Los animales ahora ya no son totémicos, dependen de nosotros para su supervivencia.

A Esopo le sucede lo que a Homero, que muchos creen que no fue un personaje real. Lo cierto es que los griegos no tenían nombre para los géneros literarios y las fábulas, antes de ser fábulas, eran cosa de Esopo. Y lo cierto es que hay tantos esopos como estudiosos del mismo, porque Herodoto lo coloca en el siglo VI antes de Cristo, pero Fedro lo acompaña en la época de Pisístrato, y muchos consideran que su muerte, en eso están de acuerdo, fue debido a una acusación de robo, falsa, claro.

Por otro lado, Esopo ha conocido a lo largo de la historia tantas versiones de su personalidad y del valor de sus fábulas como cada época ha querido verse reflejada en ella. En la época moderna las fábulas de Esopo concuerdan con el invento del antihéroe, ya que en realidad no hay moraleja en esas fábulas, en contra de lo que en la tradición se nos ha querido hacer ver, sino resoluciones prácticas a conflictos cotidianos. De ahí que nuestra canciller alemana, Angela Merkel, en la crítica a los países denominados PIGs, recurriera a la fábula de Esopo de la Cigarra y la Hormiga para ilustrarnos sobre lo que acontece en los países del Sur, sabido es que Grecia es país de cigarras y los próceres griegos de la época de Sócrates llevaban una cigarra como broche para ajustar la toga. La Canciller, tradicional ella, se dejó llevar por las moralejas provenientes de la época romántica, que es época también de recopilación de lo popular pero investido de moralina burguesa.

Lo cierto es que leer a Esopo en esta nueva traducción poco o nada tiene que ver con las versiones venidas del XVIII y XIX, la época en que Esopo había sido convertido en un moralista. Ahora leerlo nos otorga una nueva sensación de libertad, la que proviene del diálogo entre los animales. Algo de espíritu totémico de pasado se encuentra ahí. Lo notamos.

5 / 5 (6 votos)
  • Deja comentario
  • Imprimir
  • Recomendar artículo
  • Aumenta fuente
  • Disminuye fuente


  • Delicious
  • Menéame
  • RSS

Comentarios
Deja tu comentario
Nombre

Email






Más noticias
SÁBADO, 22 DE NOVIEMBRE DE 2014
VIERNES, 21 DE NOVIEMBRE DE 2014
Cilantro
Desayuno sin diamantes
Desayuno sin diamantes

¿Seguro que es igual para todos?

Mientras intento ganar el tiempo que la fiesta del lunes quitó de mis horas de trabajo, aquí en mi pequeño taller escucho las opiniones de los expertos en todo sobre la jaimitada del domingo en Cataluña, cuando la Generalidad de la cosa celebró la fiesta de las urnas de cartón en la que, por lo visto, se lo pasaron muy bien...

Lea más...
Mapfre
Urkalia

141104 Iberdrola