140925 Telefonica

ARN digital. Análisis y reflexión de la noticia.

  • facebook
  • google+
  • linkedin
  • rss

lupa

Martes 30/09/2014. Actualizado 17:49h.

economía

VIERNES, 9 DE MARZO DE 2012

Vodafone se deshace de los distribuidores que la denunciaron


La compañía pidió ayuda a RIM el pasado mes de diciembre para resolver sus problemas de tesorería. Ahora, acusada de irregularidades por sus distribuidores, Vodafone no renueva sus contratos escudándose en la crisis

ARNdigital / Madrid
Patrick Jedamzik (Flickr)
Patrick Jedamzik (Flickr)

Vodafone se escuda en la crisis para llevar a cabo estos recortes, pero la realidad podría ser distinta ya que, en el puente de diciembre, Vodafone acudió a la compañía RIM, fabricante de BlackBerry, en busca de liquidez. RIM se la negó y la operadora decidió entonces adquirir una gran cantidad de los dispositivos fabricados por RIM para colocarlos en el mercado. La idea era vender esos móviles en el mercado y hacer ganar dinero a RIM, pero al no haberse colocado la mayoría de los teléfonos la compañía canadiense exige a Vodafone la devolución del dinero, y de ahí el agujero que obliga a la operadora a prescindir de sus distribuidores.
La criba en Vodafone ya ha comenzado. Según ha sabido ARNdigital, son muchos los trabajadores que no continuarán ligados a Vodafone España a partir del 1 de abril. Su contrato finaliza el 31 de marzo, coincidiendo con el cierre de año fiscal inglés, por el que se rige la compañía. Se trata, principalmente, de agentes y distribuidores que denunciaron la situación a la que la compañía telefónica les sometía, con irregularidades en los pagos de comisiones.

Como avanzó ARNdigital, la intención de la compañía era deshacerse de los trabajadores aprovechando el fin de año fiscal, y presentar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para el resto de la plantilla, que se recoge en el nuevo convenio de la teleoperadora.

Se cumple así el temor de muchos trabajadores y de los sindicatos, que una semana antes decían que “de esta forma la compañía no hablará de despidos, sino de finalización de colaboración”. Algo que suena mejor.

Recortar 20.000 millones de gasto

La solución de la multinacional ante sus problemas de liquidez pasan por recortar 20.000 millones de gasto en los próximos años para hacer frente a la exigencia europea de reducir en un 75% los precios de terminación, lo que afectaría directamente a la plantilla. Dificil tarea ya que el último año Vodafone facturó en España 6.000 millones. Según el acuerdo al que han llegado con los sindicatos, Vodafone establece una suspensión temporal de empleo y sueldo de dos semanas a sus trabajadores. Además de esta irrupción de la relación laboral, los empleados sufrirán una reducción salarial del 10%, así como una reducción del 4% de los incentivos.

Excusas para no renovar contratos

En el caso de los distribuidores y de los franquiciados, la empresa se excusa en supuestos incumplimientos del contrato para justificar su expiración. Vodafone aumentó unilateralmente los objetivos de venta para los distribuidores, exigiendo a los minoristas un volumen de venta de los mayoristas. De esta manera, y argumentando incumplimiento, la empresa se exime de pagar la indemnización correspondiente por la finalización de relaciones laborales.

Los distribuidores y franquiciados que más miedo tienen son los considerados problemáticos para la compañía. Son los que han interpuesto quejas y los que se han atrevido a denunciar a Vodafone por irregularidades en el pago de las comisiones mensuales. Una batalla con varios procesos abiertos y que podría desembocar en una denuncia colectiva con implicaciones millonarias.

Según los cálculos realizados, y como contó ARNdigital, la operadora estaría pagando una media de entre 3.000 y 5.000 euros de menos a cada punto de venta por irregularidades en la denominada ‘autofactura’. Un dinero con el que la compañía se autofinancia y que ha dejado en la ruina a muchos de los empresarios que trabajaban para Vodafone. Otros, se han arruinado al no poder soportar los costes judiciales. Aún así, la empresa ya ha ofrecido a varios de ellos un acuerdo a la baja con el que intenta comprar su silencio.

Otra de las excusas para no renovar los contratos tendría que ver con la venta de los terminales Blackberry, por los que Vodafone recibe una comisión de la empresa RIM cada vez que son activados. Estos terminales son sensiblemente más baratos para el distribuidor, que los adquiere a 40 euros. Pero Vodafone no ha percibido todas las comisiones que esperaba ya que muchas de las Blackberry vendidas no son activadas, sino que acaban exportadas o en manos de operadores virtuales, que son los que lo activan y se llevan la comisión. Aunque las ventas sean las esperadas, con esta excusa, Vodafone vuelve a alegar incumplimiento de objetivos.

Nuevas reglas: más fácil recortar

El presidente de la compañía confirmaba recientemente las negociaciones con los sindicatos. Francisco Román negaba la intención de despedir trabajadores, aunque jugaba al despiste y dejaba la puerta abierta a reducir puestos de trabajo, ya sea directa o indirectamente. Entonces se hablaba de despedir al 10% de la plantilla. Ahora, aunque se deja de contar con trabajadores, el ERE presentado no contempla el despido del personal de plantilla. Se compromete a mantener sus puestos durante un año, pero cambia las reglas de juego.

El nuevo convenio tendrá una duración de un año prorrogable a dos “si ninguna de las dos partes lo denuncia”. De esta manera, será más fácil cambiar las condiciones o recortar según las necesidades de la empresa. Vodafone se compromete a no externalizar durante el primer año, que era uno de los temores de los sindicatos, pero podría hacerlo en 2013, año que se prevé duro para las cuentas de la compañía. Como el resto de operadoras, tendrá que cumplir las exigencias de Bruselas y de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), lo que haría ganar cerca de un 75% menos a la compañía a partir de 2014.

Aunque el ERE presentado por Vodafone es de carácter temporal, parece que la reducción salarial será permanente. Se supone que el segundo año se volverá a revisar si los resultados de la empresa son satisfactorios. Una trampa cuando la empresa sabe que afrontará un crecimiento negativo o pérdidas.

3 / 5 (31 votos)
  • Deja comentario
  • Imprimir
  • Recomendar artículo
  • Aumenta fuente
  • Disminuye fuente


  • Delicious
  • Menéame
  • RSS

Comentarios
joderconlacrisis 31/03/2012 - 23:15h
La denuncia colectiva ya esta en marcha, más de 40 puntos de venta cambiarán a marchas forzadas de Gerentes (solo en Franquicias, en total superan los 150 Tiendas en España). Los que "crecen" lo hacen con ilusión, pero forzados por la Compañía. Auqneu la realida es que hay una total descapitalización en el canal producido por los errores sistemáticos de pagos de comisiones por parte de Vodafone a sus distribuidores (conocida por ellos, y sin intención de corregirlo). Esto genera una tensión financiera que desemboca en quiebra técnica sin otra opción más que la salida del negocio. Gibraltar, Malvinas, y los Empresarios de España...
Deja tu comentario
Nombre

Email






140219 Movistar
Más noticias
MARTES, 30 DE SEPTIEMBRE DE 2014
Caixa 140901
Desayuno sin diamantes
Desayuno sin diamantes

Más cara que espalda

El pasado fin de semana, en los plomizos días que tuvimos en Madrid, invertí el tiempo en repasar las noticias de la semana leyendo los periódicos que el retraso en los trabajos no me había permitido y que tenía acumulados en mi humilde taller...

Lea más...
Iberia 140905 cinturon
Mapfre
Arce Restaurante

140926 Iberdrola